PODER PREVENTIVO

En un poder preventivo podemos designar a una persona para que actúe en nuestro nombre en caso de que nosotros seamos incapaces.
Evitamos, de esta manera, el largo y costoso procedimiento de incapacitación que tienen que tramitar nuestros familiares en caso de nuestra incapacidad para tomar decisiones (Alzheimer, demencia…).
La definición, sus características, precio, donde hacerlo…. se lo explicamos a continuación.

¿Qué es un poder preventivo?

Es un documento efectuado ante notario donde una persona nombra a otra, para que en caso que pierda la capacidad de tomar decisiones, esta última le represente.
Es una fórmula legal por la que podemos, en caso de quedar incapacitados, expresar nuestra voluntad dejándola escrita con antelación y designar las personas que tomaran decisiones en nuestro nombre.

Precio de un poder preventivo

El precio depende de las notarías, pero podemos establecer un rango de precios entre 40€ y 95€.

Poder preventivo por Internet.

Hay muchas webs que ofrecen hacer el trámite online, si bien nosotros no lo recomendamos.
Aunque se empiece el trámite online es obligatorio ir a la notaría a firmar en persona. Por lo tanto, nosotros recomendamos pedir hora directamente al notario e ir directamente evitando dar información a intermediarios.
Si igualmente tendremos que ir a la notaría, ¿para que enviar copia de nuestros documentos y decirle como queremos ejercer nuestras voluntades en caso de no estar capacitados a una persona (página web) que no conocemos de nada (intermediario) y que se limitará a pasarlas al notario para que redacte nuestro poder preventivo?

Cómo hacer un poder preventivo.

Se hace ante notario y en persona, al que detallaremos nuestras voluntades en caso de incapacitación.
Es un trámite sencillo que solo exige la presentación del nuestro DNI para identificarnos.
El notario procederá a inscribir el documento en el registro correspondiente.

¿Qué voluntades puedo incluir en un poder preventivo?

Las voluntades que se pueden incluir serán las que queremos que se cumplan en caso de incapacitación, como por ejemplo:

  • Quien o quienes pueden disponer de nuestro patrimonio y si lo pueden hacer de forma individual o conjunta.
  • Quien o quienes pueden sacar dinero de nuestras cuentas.
  • Todo lo relacionado con ventas de bienes y forma de hacerlo.

Nuestras voluntades relacionadas con tratamientos médicos, forma de entierro, donación de órganos… deben estipularse en el testamento vital, cuyas características encontrará en nuestra página dedicada a el.

¿Para qué sirve un poder preventivo?

Cuando una persona es incapaz de decidir por sí mismo, por ejemplo en caso de un Alzheimer o demencia senil, los familiares han de iniciar un proceso judicial para declararlo incapaz y poder seguir gestionando ellos su patrimonio. Este proceso de incapacitación judicial es largo y costoso.
A menudo estas enfermedades suponen un coste extra para las familias que han de vender propiedades o acceder a cuentas bancarias del incapacitado, viéndose obligadas a esperar la sentencia judicial para poder efectuar estas operaciones.
Con el Poder Preventivo la familia se ahorra todos estos trámites judiciales ya que la persona incapaz ha dejado previamente escritas sus voluntades.

Anular un poder preventivo.

El poder preventivo siempre se puede revocar por quien lo ha otorgado, siempre que no este incapacitado para ello.

¿Quién y cuando decide que la persona es incapaz y ya se puede utilizar?

En el momento que otorgamos nuestro poder preventivo, ante notario, podemos decidir como será necesario y quien ha de acreditar nuestra incapacidad para poder usar nuestro poder preventivo.
Por ejemplo: podemos exigir se aporte un certificado de nuestro medico o de un especialista en concreto, podemos dejar la decisión a criterio de uno o de varios familiares (distintos de los beneficiarios del poder), podemos dejar constancia que decida el beneficiarios o beneficiarios de nuestro poder preventivo, etc.

¿Cuándo termina un poder preventivo?

En el momento de la muerte de quien lo ha otorgado si no lo ha revocado anteriormente. Con posterioridad a la muerte del que lo ha otorgado el poder no tiene ninguna validez y no puede utilizarse.

Modelo de poder preventivo

Facilitamos un modelo general de poder preventivo. Quién lo otorga puede personalizarlo con el asesoramiento del Notario.
Sólo a título informativo ya que ha de ser el Notario quién lo redacte.

Diferencia entre un poder preventivo y un poder general.

Si bien los dos han de ser efectuados ante Notario y hemos de estar plenamente capaces para realizarlos, existe una diferencia fundamental.
El poder general se otorga para que la persona a quien designamos pueda realizar las acciones encomendadas en cualquier momento de nuestra vida.
En el poder preventivo, en cambio, la persona o personas designadas sólo podrán realizar las acciones designadas en el momento en que nosotros seamos incapaces. Mientras nosotros seamos capaces de decidir por nosotros mismos, nadie podrá tomar decisiones alegando que tiene un poder preventivo.